Hace 2 años que formo parte del equipo de Impact Hub, un espacio de compartido en donde la colaboración, la  innovación y la inspiración se siente y se vive de forma diferente. Al ser parte de  esta excelente organización pude aprender y reforzar  mis conocimiento en el cómo emprender.

En abril de este año participé en una maratón de ideas en Impact Hub San José y objetivo de la convocatoria era poder encontrar soluciones innovadoras que pudiera ayudar e impactar el cuido e higiene personal de las familias. Gracias a Impact Hub pudimos  conectarnos y guiarnos en el proceso de realizar un emprendimiento.

Impact Hub tiene alianzas a nivel global con empresas sociales, el cual una de ellas es Social Lab México.  Esta entidad es la encargada de liderar está competencia en Centroamérica.

Recuerdo que estaba una noche del jueves 06 de julio trabajando en Impact Hub San José y ese día me llegó un correo que decía “Felicidades Emprendedores pasaron a la etapa del Bootcamp en México”, en ese momento no tenía palabras para explicar mi felicidad por haber logrado algo tan importante.

Un mes después, llegamos mi compañera y yo a México al bootcamp y el primer día fue emocionante y con muchos nervios de conocer a los otros equipos que llegaron a la final. Ese día nos dimos cuenta que era 5 equipos y 4 eran de México, por lo que nosotras éramos el único equipo que venía de otro país (COSTA RICA).

Unos minutos antes de iniciar con la presentación de nuestros proyectos, mi compañera y yo, en lo único que pensábamos en ese momento era que nos esperaba 4 días largos de gran trabajo. Claro, también teníamos una  sonrisa de oreja a oreja al ver que estábamos representando a un país tan maravilloso y con tanto talento joven.

Luego de habernos conocido todos, iniciamos validando el proyecto bajo los modelos de desing thinking y el de canvas, que por cierto duramos 9 horas en ese proceso.

En el segundo día,  aprendimos las 6 fases del emprendedor:

  • Incepción (Observación).

  • Definición (Aproximación – Comprensión).

  • Hipótesis y validación (Verificación).

  • Planificación.

  • Ejecución  – medición.

  • Revisión.

También aprendimos algo muy importante, cómo dar un pitch y vender una idea.

El tercer día trabajamos desde la habitación, estructurando la presentación y del pitch del proyecto.

Estructura que un experto nos aconsejo:

  • Plantear el problema y mencionar a tu público meta.

  • Dar la solución y explicar  cómo funciona tu proyecto.

  • Explicar tu modelo de negocio.

  • Cuál es valor agregado de tu producto o servicio y el impacto que va generar en la sociedad.

  • Presentar al equipo.

El cuarto y último día, cuando llegamos al edificio y   les juro que me temblaban las piernas de los nervios que me tenía, bueno no puedo decir lo mismo de mi compañera porque con costos en ese momento pensaba en mí misma. La salvada, es que decidimos llegar una hora antes para practicar y en serio que si nos ayudo bastante.

Después de haber pasado 2 horas, nos dicen,se van  a anunciar a los ganadores, pero no en orden al final les decimos en qué posición quedaron. Ya se imaginaran como estaba yo, pero bueno, finalmente anunciaron que nuestro proyecto fue el primero.

Ahora los siguientes pasos son, realizar nuestro primer prototipo y las pruebas de que realmente sea aceptado por el público y que de igual manera sea efectivo para el cuidado de la piel.